Ad Code

Responsive Advertisement

LLEGA POR BUENO, SALE POR MALO


Un director técnico de un club profesional de cualquier deporte, llámese, fútbol, baloncesto, etc. Es el único profesional de los que están ahí, que cada día debe demostrar que tan bueno es para lo que lo llevaron, así haya tenido éxitos en el pasado. Y, solo me refiero a ese técnico que ha sido un estudioso del deporte, porque de los otros, de esos que se acuestan jugadores y se levantan como técnicos, su situación es peor.

 

En las últimas horas varios equipos del fútbol colombiano han despedido a sus técnicos, como consecuencia de los malos resultados. Pero, ¿por qué? siguen jugadores y, el presidente quien fue el que decidió llevar, inicialmente, al técnico, se supone que esa decisión fue desacertada, por lo tanto, debería irse junto con su apuesta. Sin embargo, no es así; el “paganini” de que el club no esté en los primeros lugares es responsabilidad de una sola persona.

 

Precisamente, un técnico serio como Juan Carlos Osorio, se refirió a estos acontecimientos, repudiando la forma como sus colegas salieron e invitando a cambios, empezando por respetar el proyecto que la junta directiva en cabeza del presidente dijeron apoyar y respaldar. Lamentablemente, algunos necesitan trabajar y aceptan las condiciones por la inmediatez, a la espera de que en el camino, lleguen a su plantilla los jugadores solicitados o por lo menos que tengan las mismas características, a veces llegan, otras veces se conforman con lo que hay y procuran sacar el mejor provecho y, en otras nunca llegan, así que toca improvisar.

 

Y, es que quien se dedica a director técnico en Colombia no cuenta con un gremio que lo respalde y lo proteja de las arbitrariedades de un patrón, en las mismas cláusulas del contrato están la supuesta protección a su trabajo que en todo caso solo se basa en resultados, no hay un análisis de su trabajo técnico o pedagógico, si acaso los malos resultados son consecuencia de la pobreza técnica, de la inmadurez táctica y del escaso conocimiento de los jugadores con respecto a la estrategia y, si bien, esto corresponde al técnico, también, es cierto que estamos hablando de jugadores profesionales, los cuales, se supone han pasado por un periodo formativo en sus primeros años, donde deberían haber adquirido estas habilidades y capacidades. Pero la realidad es otra y aun cuando son jugadores profesionales tienen un  perfil aficionado y, es con eso con lo que muchos técnicos de fútbol en Colombia se topan.

 

Pero hay excepciones, como el técnico del Deportivo Cali, quien a pesar que llevar un año y medio dirigiendo, no ha conseguido los éxitos esperados por la hinchada, esta aun firme; seguramente, para los directivos es económico, así gane en dólares y cumple con las expectativas de la junta directiva, las cuales solo saben ellos, porque a simple vista nunca han sido claras, sin embargo, el sr Arias, sigue en su puesto a pesar de la inmensa claridad con respecto a que es, verdaderamente, un técnico mediocre. ¿Que será, hay un reglamento oculto y, solo despiden a los nacionales?

Reactions

Publicar un comentario

0 Comentarios