Polémica Victoria De Real Madrid Ante Eibar Lo Pone Cerca Del Liderato En España.

 


El Real Madrid sumó su cuarta victoria consecutiva en LaLiga al superar 1-3 al Eibar en un encuentro marcado por los primeros veinte minutos excelsos del conjunto blanco, que con Luka Modric a los mandos y con Benzema intratable logró tres puntos para igualar con el líder, el Atlético.

Los hombres de Zinedine Zidane llegaron a Ipurúa en su mejor momento de la temporada, con el impulso de tres victorias contundentes en el retrovisor y con ganas de aumentar la racha en un estadio en el que históricamente casi siempre triunfó, con la excepción de la derrota del curso 2018/19 (3-0).

El brillo de anteriores duelos aumentó hasta un nivel sobresaliente en los primeros minutos, en los que el conjunto blanco firmó sin duda sus mejores momentos del curso. Y, por encima del resto, sobresalió Luka Modric.

El centrocampista croata parece encontrarse como en el jardín de su chalet cada vez que pisa el césped de Ipurúa. Sobre ese verde, otras temporadas ofreció auténticos recitales. Imposible olvidar la ovación que recibió del público armero en 2017 o aquel pase estratosférico que dio a Cristiano Ronaldo con el exterior del pie derecho en 2018.

Modric parecía decidido a demostrar que en el carné de identidad no pesan los años y dio todo un recital en los primeros veinte minutos. Fue capaz de eclipsar el gran partido de otros protagonistas como Karim Benzema, Brayan Gil o Kike García, que también escribieron su historia en el acto inicial.

Sin embargo, lució el cansancio general, que en el último cuarto de hora provocó muchas imprecisiones en ambos bandos. Predominó el bombardeo del Eibar sobre área blanca y el aguante del Real Madrid fue consistente hasta el final, hasta que Lucas Vázquez, sobre la bocina, definió en un contragolpe para decidir un encuentro bellísimo que reconcilió a los aficionados con el fútbol.


Publicar un comentario

0 Comentarios