Renault y Williams Estudian Su Futuro En La Fórmula 1 Tras La Crisis Económica.


El fabricante automovilístico francés Renault no tiene previsto abandonar la Fórmula Uno, pese al plan de recortes de más de 2.000 millones de euros anunciado este viernes por la dirección. La directora general interina de la empresa, Clotilde Delbos, reiteró el compromiso de Renault con esa competición, a la que, tras seis años de ausencia, volvió en 2016 con una escudería propia y en la que, hasta el año próximo, también fabrica los motores de McLaren.
Delbos lo aseguró durante una conferencia con analistas en la que anunció la supresión de 15.000 puestos laborales en todo el mundo. La directora general interina se mostró satisfecha con la nueva reglamentación para la Fórmula Uno que impone a las escuderías un descenso progresivo del techo de gasto a partir del año próximo.
"El anuncio de una nueva reglamentación sobre la limitación de los gastos es muy buena para nosotros, porque tendremos que invertir menos en esta disciplina que algunos de nuestros rivales, que gastan mucho dinero. Por tanto, estamos y seguiremos en la Fórmula Uno", aseguró.

En 2021 cada escudería no podrá gastar más de 145 millones de dólares (unos 132 millones de euros), un techo que será de 140 millones de dólares en 2022 y de 135 millones de dólares en los dos años siguientes. Renault acabó quinto la pasada temporada en la clasificación de constructores, en la que sus monoplazas estuvieron conducidos por el francés Esteban Ocon y el australiano Daniel Ricciardo.

Este último anunció hace unas semanas su fichaje a partir de la próxima campaña por McLaren y Renault no ha anunciado todavía el nombre de su sustituto, un puesto para el que suena el español Fernando Alonso, que al volante de un bólido de la marca francesa ganó los Mundiales de 2005 y 2006.
Por su parte, la escudería británica, Williams está considerando la venta del equipo de Fórmula Uno e incluso de toda la compañía entera debido a los malos resultados financieros de la empresa en el último año. Los británicos anunciaron este viernes unas pérdidas de 13 millones de libras (unos 15 millones de euros) en el año 2019, lo que contrasta con los 12,9 millones de libras de beneficio en el año 2018.
"La junta de Williams cree que un análisis estratégico y el proceso de venta formal es lo correcto y lo más prudente para tener tiempo de considerar un amplio rango de opciones y poner al equipo de Fórmula Uno en la mejor posición para el futuro", dijo la compañía en un comunicado.

Publicar un comentario

0 Comentarios