Pedaleando bajo la Luna llena || Dando con Bola

13:47:00 Oh que bola Ohquebola 0 Comments




Todo estaba listo para encontrarnos a las 9:30 p.m. con los amigos de BikeSugar, Bicletería Ciclo Scalar y Ginebra Bike Recreativo quienes nos hicieron la invitación a recorrer las montañas de Ginebra Valle del Cauca bajo la luz de la Luna Llena y posteriormente acampar; pero a eso de las 7:30 p.m. empezó un torrencial aguacero que presagiaba el fin de ese plan.

Afortunadamente una hora antes del encuentro, escampó y la Luna resplandeció de manera tal, que funcionó como en la canción Pueblito Viejo: "...como un farolito que puso mi Dios...", y yo junto a mi familia, ajustamos todo para el camping y nos dirigimos hacia Ginebra; punto de encuentro. Infortunadamente, la lluvia bajó los ánimos de muchos que se habían inscrito para participar, igualmente las ganas que tenían algunos de acampar, pero en vista de la situación al momento del encuentro, mi familia gentilmente acompañó en el carro escoba y nosotros emprendimos la aventura a pedal montaña arriba.

La primera parte del recorrido fue pavimentada, pero al entrar al camino destapado comenzó el ascenso; la carretera en forma de culebra me permitía ver los compañeros de faena que tomaron la delantera en la parte superior y los que se rezagaron un poco, en la parte de abajo. Por momentos pedaleaba en solitario y giraba la mirada hacia el infinito y diminutas luces agrupadas a los lejos me ponía preguntarme por el nombre de aquellas poblaciones, ¿podía haber sacado el mapa?, sí, pero para ahí era arriesgarse a que el frío me paralizara y luego no pudiera continuar. El ritmo constante hacía que me pasaran quienes tenían uno mayor y que alcanzara otros con uno menor, pero entre el grupo, adelante o atrás, había unos animadores que llevaban a su espalda los parlantes activados con la melodía, cuyos ritmos, motivaban cada giro dado al pedal.


Participa con nosotros de esta maravillosa aventura por el sur de Colombia

En el sector llamado Patio Bonito a 9.7 km de la partida y con más de 500 m de elevación hasta el momento, hicimos la primera parada técnica para tomar zumo de uva bien frío, y aunque el clima estaba paralizante, el calor del ejercicio hizo que en lo personal tomara más de 5 vasos. Mientras tanto, uno a uno iban apareciendo los ciclistas que con emoción y bañados en sudor se preparaban para descansar un rato.

De mi parte esa media hora esperando hasta la llegada del carro escoba que acompañaba a algunos pedalistas, se me olvidó moverme lo suficiente y me pasmé del frío, lo cual me costó para retomar el calorcito y seguir al ritmo necesario para no quedarme de la chica que llevaba la música. Debo confesar que lo más sorprendente de esa ruta para mí, fue recorrer los 6 km siguientes con 400 m de elevación y observar en el abismo al lado de la carretera, como las nubes con su gran espesura formaban a unos metros más abajo, una colchoneta blanca hermosa, lastimosamente nuestras cámaras no tienen las condiciones técnicas para registrar de forma digital aquello que nuestros ojos veían*.


* Foto de Diego Alzate. Compartida después de leer nuestra crónica y recordar lo vivido en esta gran aventura. Gracias.
La mayor altitud alcanzada fue de 1988 msnm, y a esa hora la tempera era muy baja, las mejillas me temblaban, pero afortunadamente estábamos en movimiento. El descenso fue complicado por algo de piedra suelta en el camino y el piso muy mojado. Después de descender unos buenos metros, los de logística ubicados con una hoguera en el colegio rural, nos hacían el llamado para tomar agua de panela bien caliente con pan agridulce; gracias a los compañeros que faltaron, pudimos repetir pan y agua de panela.

Lo que siguió del camino, fue un descenso mayor, con poca iluminación debido a la espesura de la neblina que desde lo alto habíamos visto, y siendo meticulosos cm a cm para no pisar en falso y dañarse el paseo. De esta manera llegamos al corregimiento de Cosa Rica que como mencionábamos anteriormente estaba en feria, ya eran más de las 2 a.m. y las personas "enrumbadas" nos miraban como bichos raros, imagino que ellos pensarían: "la noche del sábado se hizo para rumbear, dormir o ..., pero no para pedalear".

El plan de campig no se dio, pero todos en mi familia hicimos el recorrido y hasta ganamos premios. Créeme cuando te diga que se pasa bueno en estos eventos, por eso motívate  a hacer deporte.




Wilson Martínez

@miProfeWilson
Twitter e instagram

Todo estaba listo para encontrarnos a las 9:30 p.m. con los amigos de BikeSugar, Bicletería Ciclo Scalar y Ginebra Bike Recreativo qui...

0 comentarios: