¿Qué hay de cierto en que es más provechoso hacer ejercicio por la noche?

SALUD EN BOLA


Si bien hacer ejercicio físico es recomendable sin importar la hora del día, hay que tener en cuenta que existen algunas razones por las cuáles es mejor realizarlo durante el día… o la noche, maximizando el efecto del mismo, y por tanto, obteniendo mejores resultados.

Si el tiempo en horas diurnas se torna escaso para abrirle un hueco a la actividad física y solo las horas de la noche, luego, de trabajar o estudiar, es el único instante en el que la agenda lo permite se deben seguir algunas recomendaciones que ayudaran a que esa parte del día, que por lo general, es dedicada al descanso y a un sueño reparador, no se vean perturbados del todo.
Estas recomendaciones solo pueden ser seguidas por personas que realizan ejercicio más de 3 días por semana.

1.    Ante todo no asumir que todos los días estarás dispuesto o de buen ánimo para el ejercicio, tener en cuenta que una jornada de trabajo larga y extenuante pueden ocasionar la sensación de que ese día, precisamente, no has obtenido los resultados benéficos que esperabas con el ejercicio. Así que escoge los días en los cuales tu rutina laboral no sea tan absorbente o, procura no realizar actividad física y come algo liviano y vete a la cama temprano para recobrar energías para el día siguiente.

2.    Aun cuando pretendas llegar al cansancio durante tu rutina de ejercicios, con la falsa idea de dormir, placenteramente, es totalmente contrario. El cuerpo logra niveles de excitación difíciles de bajar y pasamos a un estado de alerta e insomnio que puede durar 2 o 3 horas después de terminada la actividad física. Como de seguro conoces tus límites no decidas de un momento a otro pasarlos porque te sientes con más energía que otros días.
  
3.    El consumo de alimentos también es un punto a tener en cuenta en el horario nocturno, se supone que ya vas a dormir por lo tanto el metabolismo disminuye su velocidad y la digestión de los alimentos se hace lenta, hay que tener cuidado con los alimentos considerados pesados, además, lo que buscamos al dormir es reparar y recobrar energías y no, levantarnos  en la madrugada al sanitario por problemas estomacales.

Por último, el tipo de ejercicios que escojas en tu rutina, procura que en mayor porcentaje sean del tipo aeróbico, pero que no todos los días los dediques a trotar, eso con el propósito de no sobre cargar las rodillas. Y, dedica un día de la semana o una semana a realizar natación. No solo lograras altos niveles de relajación, sino que también, puedes recuperarte de lesiones recientes o antiguas que te han venido afectando.


 
                                            Jhon Albeiro Cabanzo
                                            Twitter: @jhonal012

Publicar un comentario

0 Comentarios