Pinot, le dijo adiós al tour de francia y no pudo contener llorar.


Si hay algo que demuestran los ciclistas es que han sido hechos con otro ‘material’. No importa caída, no importa el clima, no importa realmente nada al ser uno solo en sucaballito de acero luchando por una etapa tras varias horas de esfuerzo

Así lo demuestran esos héroes de la bicicleta que van a las tres competencias más grandes del mundo: Giro de Italia, Vuelta España y hoy en día el Tour de Francia. 
Al respecto, a todos los aficionados a este hermoso deporte periódicamente los conmueve la imagen de un ciclista que bien puede haber sufrido una caída o ha tenido que abandonar una competencia porque el cuerpo ha sido llevado al límite. 
Pues bien, hoy el protagonista de la triste imagen en el ciclismo es el francés Thibaut Pinot, quinto de la general del Tour de Francia a 1.50 del líder. El galo tuvo que abandonar la competencia a dos días de la llegada a París, camino de Tignes, al tener un profundo problema muscular. 

El ciclista del Groupama acudió al coche médico a falta de 93 kilómetros para el final de una etapa de 126,5, donde le practicaron un vendaje, lo que le distanció del pelotón de los favoritos. 
El corredor trató de seguir en carrera, pero finalmente acabó por abandonar cuando restaban algo menos de 90 kilómetros
Pinot, en medio de un conmovedor llanto, se paró tras una hora de carrera en esta etapa entre Saint-Jean-de-Maurienne y Tignes, la segunda de la trilogía alpina. 

Del palmarés del ciclista francés se destaca que, a sus 29 años, fue tercero del Tour en 2014 y se había mostrado como uno de los hombres fuertes de esta edición al destacarse en los Pirineos, donde tras ganar en el Tourmalet fue segundo en Prat d'Albis.
El corredor, antes de su abandono, aseguraba que iba a aprovechar las dos etapas alpinas que restaban antes de París para tratar de subir de nuevo al pódium final del Tour. 

Publicar un comentario

0 Comentarios