El Real Madrid de Zidane, no contará con James Rodriguez para está temporada.


La plantilla del Real Madrid está citada el lunes 8 de agosto en Valdebebas para empezar la pretemporada. El 9 se marchan a Canadá Zidane con sus jugadores. Ahí estarán Hazard, Ramos, Benzema, Kroos, Modric, Marcelo, Varane y demás estrellas del conjunto blanco. El que no estará, lógicamente, es James, que está de vacaciones tras haber quedado eliminado de la Copa América hace sólo unos días.

Todos saben que el futuro de James está lejos, muy lejos del Real Madrid. Zidane no cuenta con él, pero incluso lo que trasciende desde dentro del club es que su deseo es que su traspaso se cierre lo antes posible. El técnico francés no quiere dar explicaciones sobre su rechazo al colombiano, por lo que en su cabeza tiene que el colombiano se marche lo antes posible.


 Es más, lo que se filtra desde dentro del club es que el   Jugador ni siquiera va a   regresar a la disciplina del   conjunto  blanco aunque su marcha se demore. Es decir,     un  futbolista como Valverde podría incorporarse a los   entrenamientos tras  la gira por Estados Unidos. En el caso   de James, desde el seno del Real Madrid  tienen muy claro   que no lo haría aunque no se cerrara su traspaso al Nápoles.
 James también está deseando que su situación se   solucione cuanto antes. El regreso de Zidane al Real   Madrid ha acabado con sus esperanzas de vestir   nuevamente esa camiseta y ahora su cabeza está, primero   en descansar, y después en encontrar su nuevo destino,   que apunta a que será el Nápoles, salvó un     vuelco inesperado de la situación.





 Por tanto, las dos partes quieren que se firme el 'divorcio' lo   antes posible. Zidane  no quiere verse envuelto en el   problema de que James no cerrara su marcha y   tuviera     que  reincorporarse a la plantilla en los últimos días de julio.   Es un escenario que no contempla bajo ningún concepto.
 Por esto, todo hace indicar que la semana del 7 al 14 de   julio  se antoja clave en la   resolución de este culebrón. Ya   no hay vuelta atrás ni opción para otra salida. James y   Zidane están predestinados a no volver a verse las caras   sobre el césped, salvó que se encuentren como rivales.



Publicar un comentario

0 Comentarios