Real Sociedad Amargó a Real Madrid y Lo Complicó En La Liga Española.

 


Un tanto en el último minuto de Vinicius evitó la derrota del Real Madrid en el estadio Alfredo di Stéfano, tras un extraño movimiento táctico de Zinedine Zidane para iniciar la segunda parte, convirtiendo a Casemiro en tercer central y encontrado el castigo en el tanto de Portu para una Real Sociedad que deja al equipo blanco ante una final en el derbi del Metropolitano.

Responder a la obligación no es una labor sencilla. Da igual de donde vengas, la dinámica con la que encares un duelo de altura. La presión aumenta y la sensación de caminar sobre una semana decisiva es compleja hasta para un equipo que creció en la adversidad como el Real Madrid. Con un gen especial para superar las situaciones más complejas pero que, en esta ocasión, solo le dio para salvar un punto a la desesperada. Tras pagar caro un movimiento táctico estéril.

Y eso que reconstruido en autoestima había dominado con autoridad el primer acto para rebajar virtudes de una Real Sociedad que no le quedó otra que instalarse en su terreno y buscar la velocidad de un futbolista en racha como Isak. Con menor posesión de la que es habitual para el equipo de Alguacil. Echando de menos al futbolista que porta su bandera en la medular, Mikel Merino, y el acierto en los últimos metros donde no eran capaces de superar la firmeza de Nacho y Varane.

Zidane, acusado en el pasado de inmovilismo táctico, comienza a manejar varios sistemas por partido. Cuando menos piezas dispuso, más agitó la coctelera táctica. Mantuvo a Isco de inicio a costa de Vinicius. Dos titularidades consecutivas a un futbolista que se daba por perdido para reforzar el centro del campo. Una muestra continua de calidad cada vez que entró en contacto con el balón. Leyendo bien el fútbol, filtrando pases de calidad pero sin físico para todo el partido.

Al Real Madrid le falta pegada y tarda en encontrar el premio a sus fases de dominio. Sin Benzema se agrava. La tuvo Mariano, que no negocia esfuerzos y va a la guerra por cualquier balón que le pueda acercar al gol, pero se estrelló con el travesaño al pase picado de Lucas Vázquez. El rechace dejó la oportunidad a Marco Asensio que sigue con poco gol y acarició el poste. Se había roto el partido tras veinte minutos de tanteo. Con Courtois seguro a un centro chut de Gorosabel y Remiro firme ante un latigazo de Modric.

Publicar un comentario

0 Comentarios