Roger Federer confirmó su presencia en otro importante torneo.


Luego de tres años de ausencia en Roland Garros (2016-2018), el público francés tendrá la posibilidad de volver a ver a Roger Federer en la tierra del máximo evento tenístico francés, por segundo año consecutivo.

El anuncio fue realizado por el tenista suizo en una entrevista con la cadena estadounidense 'CNN', en la que aseguró que el Grand Slam francés estaba en su calendario, junto a los Juegos Olímpicos, Wimbledon, el US Open y, quizás, Cincinnati, evento previo a la cita neoyorquina a la que llegará tras sus participación en Tokio 2020. Como se puede apreciar, para el próximo año, Federer tendrá una temporada bastante agitada, algo que a sus 38 años y cerca de cumplir 39, demuestran su buen estado físico.
"Estaré en Roland Garros, pero probablemente no jugaré mucho antes. Necesito pasar tiempo con mi familia, nos hacen falta vacaciones y una pausa, sobre todo si juego los Juegos Olímpicos", explicó el helvético, que en agosto 8 cumplirá 39 años, quien es padre de cuatro niños y cuyo primer objetivo en 2020 es el Abierto de Australia.
Durante tres temporadas, de 2016 a 2018, el hombre con más Grand Slams de la historia (20) no acudió a la capital gala, para gran decepción de los aficionados que le adoran, bien por estar lesionado, bien para conservar fuerzas de cara a unos objetivos más accesibles, como Wimbledon o, también, por tener un calendario que le permitiera no exigirse de manera inadecuada, teniendo en cuenta el cambio de superficies.

En 2019, diez años después de su única victoria en la arcilla de París, ante el sueco Robin Soderling, se produjo su regreso con una gran actuación. Federer alcanzó las semifinales, donde fue eliminado por Rafael Nadal (6-3, 6-4, 6-2), dejando el camino libre para que el español se convirtiera en el campeón del torneo. Esta fue la sexta vez, en seis partidos (dos de ellos finales), que el tenista suizo perdió, en Roland Garros, contra su gran rival.


Publicar un comentario

0 Comentarios